FENALCO MANIFIESTA SU PREOCUPACIÓN POR LAS GRAVES CONSECUENCIAS SOCIALES Y ECONÓMICAS QUE TRAERÁ EL NUEVO CONFINAMIENTO EN BOGOTÁ

Julio 12 de 2020 - Jaime Alberto Cabal presidente de FENALCO manifestó su preocupación por las medidas adoptadas por la alcaldesa de Bogotá durante el fin de semana, lo que causará la parálisis total de la ciudad trayendo graves consecuencias económicas y sociales para sus habitantes.

Si bien, reconoció que la situación de la curva de contagios y saturación de las UCI's amerita medidas de control, no es con el confinamiento total que se logra, como ya quedó demostrado, sino con el cierre parcial a través de las UPZ's y la aplicación de seguimiento inteligente a los contagiados y a su red más próxima. Las consecuencias del cierre definitivo de nuevos establecimientos comerciales y de actividades productivas, así como la pérdida de más empleos serán incalculables.

Por su parte, Juan Esteban Orrego, director de FENALCO Bogotá Cundinamarca, destacó que la Administración Distrital acogió las recomendaciones del Gremio para que durante las nuevas medidas adoptadas se permita el funcionamiento de toda la cadena de compra, venta, abastecimiento, envío y entrega de bienes y mercancías a través de comercio electrónico para todos los sectores comerciales. Sin embargo, aseguró que “estas disposiciones restrictivas tiene repercusiones tan hondas que no son compensables únicamente con el comercio electrónico y se traduce en la muerte para muchas empresas y por lo tanto pérdidas innumerables de empleos”.

FENALCO como representante del comercio formal está convencido de que las medidas restrictivas ahogan el aparato productivo de la ciudad y obligan al cierre definitivo de las empresas. “Los comerciantes nos han manifestado que con estas nuevas medidas no tienen más opción que despedir a sus empleados porque no tienen cómo pagar salarios de 15 días de personas que no van a trabajar, sin ni siquiera tener una incapacidad que amortigüe el pago de salario, y sumando que otros 15 también tendrán que pagar con los negocios cerrados”, insistió Orrego.

La cuarentena estaba contemplada según el Gobierno como un mecanismo de preparación del sistema de salud, pero con preocupación los empresarios evidencian que los aislamientos obligatorios ya no cumplen dicha misión y sí afecta de manera dramática y casi irreversible otros sectores de la sociedad como el tejido empresarial, que es el mayor aportante en tributos y generación de empleo. Es inaceptable para los comerciantes, que negocios que apenas llevaban abiertos una o dos semanas después de haber estado cerrados casi tres meses, vuelvan a tener que cerrar sus puertas. Eso no es negocio para ninguna persona.

Los aspectos que más preocupan a FENALCO son:

- Haber hecho el CONFINAMIENTO por localidades y no por UPZ ́s que podría lograr el doble propósito de controlar las zonas afectadas de la ciudad y sus habitantes y no acabar de un tajo con la actividad productiva y generación de empleo
- Muchos establecimientos, especialmente los comercios pequeños, tendrán doble cuarentena, ya los empleados que vivan en localidades diferentes a donde se encuentra el negocio, no podrán ir a trabajar cuando estén en aislamiento obligatorio y por lo tanto el comercio no tendrá más opción que cerrar también en esos 15 días.
- No contemplar dentro de las excepciones otros sectores que son esenciales como los de apoyo a transporte y movilidad o sectores formales que cumpliendo los protocolos de bioseguridad podrían trabajar pues su situación es realmente crítica, como lo son peluquerías y salones de belleza.
- Las restricciones están contempladas para el comercio formal que cumple con los protocolos, y que es un espacio de seguridad para los clientes, porque es allí es donde pueden desinfectarse y entrar a establecimientos que manejan aforo máximo y donde se les recuerda la necesidad de cumplir los protocolos, en cambio en el decreto no se refleja un control estricto al comercio informal que insistimos es foco de contagio porque no hay garantías de medidas mínimas de bioseguridad como distanciamiento social, lavado constante de manos, y uso permanente y correcto de tapabocas.
- No contempla soluciones o alternativas para el Día sin IVA, lo cual se traduce en un trato desigual para el comercio ubicado en las localidades de Tunjuelito, Santa fe, Mártires, Chapinero, Rafael Uribe, Ciudad Bolívar, San Cristóbal y Usme que ven en esta jornada un alivio para la crisis que viven.
- Restricción innecesaria de venta de bebidas alcohólicas que ocasiona pérdidas económicas y no tiene relación directa para controlar la epidemia.
- No se contempló aumentar plazos para el pago de impuestos como el predial, aun cuando empresas no podrán trabajar en lo absoluto durante por lo menos 15 días
- Es probable que el crecimiento de la inseguridad que se ha presentado en las últimas semanas continúe en ascenso


“A esta situación se suma que Bogotá al ser la capital del país, es la que más aporta a la Nación, su participación es del 25.6% al PIB Nacional y lo que ocurre en la ciudad se refleja en todo el país”, agregó Jaime Alberto Cabal.

El Presidente Iván Duque ha sido enfático, y FENALCO así también lo considera, que debemos aprender a vivir con el virus, no se puede poner en riesgo el mínimo vital de las personas y aprobar estas medidas restrictivas es la entrada inminente a una crisis humanitaria que seguro cobrará más víctimas que la misma enfermedad de Covid19.

Ver Declaraciones del director de FENALCO Bogotá Cundinamarca: